Un huevo frito polivalente

jueves, 3 de octubre de 2019 10:29

   Cotylorhiza tuberculata, un cnidario mediterráneo   

Desde que Cotylorhiza turberculata llegó al Mar Menor en los años 90 del pasado siglo como consecuencia de la apertura del canal del Estacio y la bajada de salinidad que ocasionó el dragado y ensanche de esa gola, he visto miles de estas medusas en sus aguas. Unas veces he observado a este cnidario conocido como aguacuajada o huevo frito y me he quedado maravillada ante su forma, movimientos y colores, pero otras veces, cuando había cantidades ingentes en la laguna salada, me ha molestado su presencia porque me impedía dar dos brazadas en el agua sin tropezarme con estas masas viscosas.

Medusa Cotylorhiza tuberculata, conocida como aguacuajada o huevo frito, en el Mar Menor


  CAMONMAR 3  

Sin embargo, hasta el pasado, 28 de septiembre cuando participaba en Águilas en un itinerario ambiental sumergido, dentro del proyecto CANMONMAR 3, no había visto en la naturaleza, aunque sí en fotos, a estos increíbles animales sirviendo de refugio a alevines de diferentes especies (Boops, Seriola, Trachurus…). Fue la profesora de la Universidad de Alicante y coordinadora de ese proyecto, Francisca Giménez Casalduero, quién me hizo fijarme en los pequeños jureles (Trachurus sp.) que daban vueltas entre su umbrela y tentáculos y también por debajo de éstos. Me quedé embobada ante aquellos chiquitines que buscaban la protección de la medusa frente a posibles depredadores o quizá protección ante un exceso de sol.


Cartel de la actividad


   Relaciones de intercambio entre organismos   

La relación entre dos especies puede ser beneficiosa para ambas, neutra o buena para una y dañina para la otra.

El caso de Cotylorhiza tuberculata es muy interesante porque participa en dos de estos intercambios. Por un lado, el comensalismo: los pequeños peces que acompañan a la medusa, y que son inmunes a sus toxinas, obtienen beneficio sin perjudicar a ésta.

Alevines (Trachurus sp.) debajo de los tentáculos de Cotylorhiza tuberculata en Águilas

Alevines (Trachurus sp.) debajo de los tentáculos de Cotylorhiza tuberculata en Águilas


Alevín entre la umbrela y tentáculos de Cotylorhiza tuberculata


  Y otro caso de intercambio  

El segundo caso de intercambio de Cotylorhiza tuberculata sería el de mutualismo: ofrece transporte y hábitat a zooxantelas: algas unicelulares fotosintéticas, que se alojan dentro de los tejidos de su umbrela, de ahí su color amarronado que le da nombre por su semejanza con un huevo frito. A su vez, estas algas absorben nutrientes del agua que se transforman en los azúcares que proporcionan a la medusa la energía que necesita. A cambio de este alimento, las medusas se mantienen cerca de la superficie para que las algas alojadas en la umbrela puedan captar la luz, sin la cual no podrían realizar la fotosíntesis.

El color marrón de la parte superior de la umbrela de Cotylorhiza tuberculata se debe a las algasfotosintéticas que se alojan en sus tejidos



Plaga de medusas en el Mar Menor en 2002

Plaga de medusas en el Mar Menor en 2011





——————————————————————

Podéis ver otros casos de mutualismo en esta entrada anterior.


Fuentes consultadas

Hofrichter, R. (coordinador) (2005): El mar Mediterráneo. Fauna, flora y ecología. Vol II/1. Barcelona. Omega

Medusas.org

Cibsub

Ecos Región de Murcia