Una floración única, bueno, casi... en el Mar Menor

domingo, 12 de mayo de 2019 8:13


En primavera hay floraciones espectaculares como la del almendro, el cerezo, el melocotonero. Sin embargo, hay otras floraciones que pasan totalmente desapercibidas, pero que son muy importantes en nuestro ecosistema más preciado: el Mar Menor. Me estoy refiriendo a esa planta marina, que no alga, llamada Cymodocea nodosa. Esta fanerógama tiene una alto valor ecológico porque entre otras funciones: retiene sedimentos en suspensión con lo que contribuye a la transparencia de las aguas, capta nutrientes, produce oxígeno, es refugio y guardería para cantidad de organismos marinos que encuentran alimento entre sus hojas.

En otra entrada de este blog podéis ver la diferencia entre Cymodocea nodosa y el alga Caulerpa prolifera, vegetales marinos que forman las principales praderas del Mar Menor, pero hoy quiero compartir con vosotros la emoción que experimenté al descubrir por primera vez en mi vida las flores de Cymodocea nodosa, esta planta que se ha adaptado a lo largo de millones de años a vivir en aguas salinas poco profundas.

Por primera vez este año, ayer 11 de mayo, me sumergí en las aguas del Mar Menor con el corazón encogido por muchas razones: la falta de respuesta por parte de las administraciones ante los vertidos de diferentes procedencias que no dejan de llegar al Mar Menor y sus posibles efectos en esas praderas cuyas hojas se acumulan en diferentes zonas de sus riberas; ese aumento de materia muerta que quizá justifica la presencia de miles de puestas del molusco carnívoro y carroñero Hexaplex trunculus en las orillas (fenómeno de las últimas décadas no conocido en el pasado por personas mayores que han vivido toda su vida en el entorno de la laguna); la información pública sobre la pérdida de transparencia del agua; las fotos y vídeos de amigos preocupados por el color del agua en zonas profundas y por los fangos acumulados sobre todo en la zona suroeste del Mar Menor.

  

Afortunadamente en una zona arenosa de La Manga de aguas someras encontré una pradera de Cymodocea mostrando sus humildes flores. Es un espectáculo único como decía en el título, o casi, porque solo hay otra fanerógama que pueda vivir en el Mar Menor con sus cambios de temperatura y salinidad. Es Ruppia cirrhosa que también florece como planta superior que es, aunque yo nunca he visto sus flores.

Si queréis ver más fotos de otros vegetales marinos que hay en el Mar Menor, puedes visitar la sección Flora marina de esta misma web. 

---------------------------

Fuentes consultadas

Ruiz, J.M., E. Guillén, A. Ramos Segura & M. Otero. 2015. Atlas de las praderas marinas de España. IEO/IEL/UICN, Murcia-Alicante-Málaga, 681 pp.